Cicloturismo en Europa

Cicloturismo en Europa 4

De Skopie a Atenas en bicicleta

Cicloturismo en Europa
Monumento a «Tito» en Skopie

Cicloturismo en el mar Jónico

Tras casi tres meses de pedaleo me encontraba en el corazón de los Balcanes. Ya había dejado atrás lo que serían las etapas más duras de montaña de este viaje de casi cuatro meses. Mi siguiente objetivo eran las costas del mar Jónico en Albania, adonde llegaría siguiendo de nuevo el curso de un río, de alguna manera el más especial de todos los que he pedaleado en este viaje, el río Vjosa.

Cicloturismo en el Jónico
Estatua de Alejandro Magno

Skopie, atracción fatal

Es esta una capital con un toque muy especial, y ese toque es kitsch. Tras su independencia, las cabezas pensantes del país se vieron en la necesidad de hacer de ella un lugar interesante para el turista, y de alguna manera lo consiguieron; crearon la capital más atracti-repulsiva del mundo.

La ciudad tenía ya algunos puntos interesantes como una fortaleza, varias mezquitas, el barrio turco… pero, tras su drástico cambio de imagen, su centro se convirtió en un parque temático . En un tiempo récord, fueron levantados varios edificios de corte neoclásico -fue muy criticada la idea de construir en el S.XXI en un estilo arquitectónico del S. XVII que nunca antes había sido visto por esos lares-. Curiosamente, no es eso lo que más llama la atención, sino las decenas de estatuas desparramadas en menos de un kilómetro cuadrado. Tocan las temáticas más variadas: maternidad, heroicidad, valentía, mendicidad… Hay representados desde antiguos héroes patrios a hombres santos, escritores, filósofos, y la más polémica de todas, la de Alejandro Magno. Un total de ciento treinta y seis edificios y esculturas levantados en un solo año.

Cicloturismo en el Jónico
Puente en Skopie, Macedonia

Como el presupuesto era limitado para ese casi ilimitado proyecto, se recortó en materiales. Difícilmente se encontrará rastro de piedra ni de bronce en sus estatuas. Algunas de ellas podrían incluso calificarse como naif, debido a su torpe manufactura.

Personalmente, he de decir que lo que más me impresionó de todo este conjunto es la ingente cantidad de esculturas de leones. Ni en África se encuentran tantos.

Cicloturismo en el Jónico
En Skopie hay más leones que en África

A pesar de todos los pesares, Skopie me encantó! Es una ciudad recogidita, económica y la gente es muy amable. Su pretencioso estatuario urbano se sitúa a muy pocos metros del barrio turco. Lugar de gran ambiente donde se encuentran bares, tiendas, heladerías, restaurantes, mezquitas, baños otomanos… !E increíblemente no hay estatuas!

Cicloturismo en el mar Jónico
Barrio turco

De Skopie a Albania

Desde la capital macedonia hasta la irrupción del río Vjosa en Albania a través de Grecia, me quedaban todavía varias etapas de montaña con preciosísimos paisajes y otras curiosidades como la mezquita pintada de Aladzha, el Parque Nacional de Mavrovo, la antiquísima ciudad de Ohrid o el monasterio ortodoxo de San Naum, los dos últimos a orillas del lago Ohrid.

Cicloturismo en el mar Jónico
La mezquita pintada, Tetovo, Macedonia
Cicloturismo en el mar Jónico
Mezquita de colores de Aladzha, Tetovo, Macedonia
Cicloturismo en el mar Jónico
Ohrid, Macedonia
Cicloturismo en Europa
Monasterio ortodoxo de San Naum, Macedonia

Del lago Ohrid al mar Jónico

Unas semanas antes, a orillas del mar Adriático, conocí a una pareja de alemanes pedaleando hacia Grecia. Me comentaron su intención de entrar en el país heleno remontando el último río salvaje de Europa, el río Vjosa. Guardé el dato en la casilla «Posibles» de mi cabecita y ahí lo dejé por si se daba… y se dio.

Parque Nacional río Vjosa
Claras aguas del río Vjosa

Este río tiene la peculiaridad de ser el único río del viejo continente en el que la intervención del ser humano ha sido mínima. Realmente fue rescatado de un proyecto que pretendía la construcción de cuarenta y cinco centrales hidroeléctricas entre el río y sus afluentes.

El marco paisajístico por donde discurre este río es de cortar la respiración, sobre todo en su parte alta, de hecho, su nacimiento se produce a menos de cincuenta kilómetros de Meteora. Por si esto fuera poco, pedalearlo es toda una delicia, ya que en la mayoría de los tramos de carretera que lo acompañan, el tráfico no es más que testimonial.

Pedaleando Europa
Puente otomano de Kadiut y aguas termales en Benjës

Peculiar Albania

Debido a los avatares de la historia, Albania es un lugar con unas características muy curiosas. Esto se debe en gran parte al aislamiento que vivió durante décadas debido al férreo regimen comunista por el que pasaron, todavía más largo y cerrado que el regimen fascista que vivió España.

En bicicleta por Europa
¿Se dice rebaño de pavos?

Así pues, algunas imágenes desterradas de las retinas de la gran mayoría de los habitantes europeos, se dan todavía hoy en este país que lleva ya años llamando a las puertas de la CEE.

Alfonsina y el mar

Fueron tres los días que me tomó llegar desde mi encuentro con el río Vjosa hasta el mar, sin prisa, disfrutando de los paisajes y los pequeños pueblos que me encontré en el camino. Y al fin, allí estaba el histórico Jónico.

Nada que envidiar al vecino y más conocido Adriático. Playas de piedrecitas o arena y aguas transparentes, eso sí, masificado. Igualito igualito que el litoral mediterráneo español. Mar bonito, triste panorama. Para rematarlo, playas alicatadas con tumbonas que, como no podía ser de otra manera, son de pago. Resumiendo, donde hay tumbona no se puede colocar toalla.

Y cómo no!… donde hay ley hay trampa. Las playas próximas a los grandes centros turísticos están masificadas pero, son tantos los rincones de mar y calas que, muy a pesar de los usureros que no pueden cobrar en todos, el viajero puede encontrar sus particulares paraísos. Algunos si pudieran nos cobrarían hasta el aire que respiramos. No exagero. Recordad sino el impuesto al sol de M. Rajoy.

Pedaleando Europa
Esta cala fue para mí solito durante más de doce horas
Cicloturismo en Europa
Parque Nacional de Butrinto y frontera con Grecia

Cicloturismo en el mar Jónico, Grecia

Y llegué a la cuna de la cultura clásica occidental, Grecia. Después de haber visto en el mapa físico de Europa el perfil griego, estaba convencido que aquí iba a encontrar un sube y baja sin fin. Pues no fue así.

Apuntar que desde mi entrada al país por Igumenitsa hasta el fin del viaje en Atenas, el punto más alto al que subí no superaría los trescientos metros de altitud. A pesar de haber montaña aquí y acullá, hay manera de coser sus mayormente amplios valles subiendo una pequeña dorsal, al menos por esta parte del país, y me consta que desde la capital griega a la capital macedonia es la misma fórmula.

Pedaleando Europa
Delta del río Aqueronte. Triste paisaje

Grecia es un país de peculiaridades y contradicciones. En la foto de arriba el espacio protegido del delta del río Aqueronte. Desde luego, si está protegido, es muy poco. Y esto no es una excepción. Los vertederos incontrolados y las cantidades de basura que se encuentra en las cunetas de sus carreteras, alcanzan una dimensión tan épica como su literatura clásica. Para rematar, cabría decir que el mal estado de sus carreteras no corresponde con el de las de un miembro de la CEE.

Cicloturismo en el Jónico
Academia de Atenas

Cuna del clasicismo

Descendemos directamente de la Grecia clásica. Es esta la gran base sobre la que se desarrolló el sistema cultural de occidente. Prácticamente cualquier manifestación cultural de hoy en día tiene, directa o indirectamente, su raíz en este pedacito del mundo,

Cicloturismo en Europa
Acrópolis desde Monastiraki
Europa en bicicleta
Las cariátides

Atenas, último destino de esta pedaleada, es un lugar que merece varios días de estancia. Y no son solamente viejas piedras las que verás en esta capital, su escena cultural es plausible, los murales o grafitis que dan color a la ciudad son excelentes, su gastronomía y oferta nocturna la guinda del pastel.

Cicloturismo en el Jónico
Cambio de guardia en el Parlamento

Hay mucho que ver y mucho que aprender aquí. Ya fuera de la capital, me encantó especialmente Meteora. Por otro lado, siguiendo el litoral jónico pude disfrutar no solamente de su prístino mar y la ingente cantidad de playas por las que pasé; los yacimientos arqueológicos se encuentran en cada rincón de su geografía -principalmente helenos, romanos y otomanos-, ríos y montañas mitológicas, campos de cítricos, olivares, marismas y también, el carácter amigable y a la vez explosivo de los griegos.

Cicloturismo en Europa
En total cinco mil kilómetros recorridos.

Datos prácticos del viaje

A continuación un somero resumen de lo que podemos encontrarnos en los territorios recorridos:

  • El estado de las carreteras de los catorce países por los que rodé es generalmente bueno. Si tuviera que destacar uno, sería Grecia, y no para bien. Encontrar baches en sus carreteras es el pan de cada día, esto sorprende más siendo un miembro de la CEE.
  • Inesperadamente, el país más respetuoso con los ciclistas es con diferencia Albania. Sus vecinos Kosovo, Macedonia y Montenegro van en la misma línea.
  • La carretera MÁS PELIGROSA que pedaleé fue el tramo de la Eurovelo 8 que discurre por Croacia. Tener en cuenta que toda ella es un auténtico punto negro. El intenso tráfico pesado y la indiferencia de los conductores hacia los ciclistas así lo disponen.
  • En la mayoría de estos países aceptan tarjeta de crédito en casi cualquier lugar, sin embargo, en Albania y Bosnia en casi ninguno. En este último, el euro es moneda oficial aunque no pertenezca a la CEE. En todos aceptan euros sin mayor problema.
  • La acampada libre es ilegal en todos estos países, aunque utilizando el sentido común, raramente nadie molesta. Tratar de evitar lugares muy turísticos y frecuentados. Si se monta la tienda a última hora de la tarde y se recoge a primera, ni la policía se molestará.
  • Las fuentes públicas son escasas en países como Alemania, Austria y Croacia, y habituales en Hungría, Serbia o Bosnia. De cualquier manera, a lo largo de todo este recorrido te servirán agua en bares y restaurantes sin poner ninguna pega.
  • Para finalizar, mencionar que donde encuentres una iglesia o mezquita habrá probablemente una fuente y a veces, un punto de electricidad y/o un maravilloso pórtico bajo el que acampar.
Pedaleando Europa
Pasión por la bici


Comentarios

2 respuestas a «Cicloturismo en Europa 4»

  1. Avatar de Maria
    Maria

    Precioso Kepa, y muy bien redactado. Superinspirador. Cada vez que leo tus viajes , me dan ganas de hacer mañana la maleta y seguir tus pasos. Qué bien has hecho!

    1. Pues eso! Si te entran las ganas de hacer la maleta… tardando andas! Espero que me sigas leyendo cuando estés danzando por ahí… o igual me toca a mí leerte a ti. Un abrazote.

Deja un comentario…

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde "extreMundo" Blog de Viajes

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo