Europa en bicicleta

Cicloturismo en Europa 1

De Metz a Budapest

Cicloturismo en Europa
Bonito y a la vez, terrible lugar

Cicloturismo en Europa. Puesta a punto

Tras dedicar las semanas previas a la partida varios días a la puesta a punto tanto física como mecánica y logística, solamente faltaba decidir cuál sería el lugar de partida. Por motivos logísticos, París era el lugar a donde podíamos llegar más fácilmente en tren. Desde allí nos acercaríamos a la ciudad de Metz, que cumplía con los requisitos que queríamos: partir desde algún punto cercano a Luxemburgo y que la combinación de transportes no fuera un dolor de cabeza.

Cicloturismo en Europa
Detalle en Viena

Comienza la aventura. Pedaleando Europa

La primera noche la pasamos en el coche-cama del tren que discurre entre Hendaya y París. De allí tomamos un tren a Metz, donde nos alojamos en casa de Laurence y Chris; unos Warmshowers, que además nos mostraron la ruta más pintoresca -y agradable- para llegar a la capital luxemburguesa.

Dicha ruta discurría a lo largo del río Mosel, un afluente del Rin. No sabíamos entonces hasta que punto el curso de los ríos iba a ser quien dictara una buena parte del recorrido. Tened en cuenta que en gran parte, el cicloturismo en Europa, sigue ya no solamente muchísimas vías fluviales, sino también antiguos trazados de tren abandonados y acondicionados para esta práctica.

Cicloturismo en Europa
El río Mosel a su paso por Metz

Aclarar que Luxemburgo es posible cruzarlo en un solo día de pedaleo, aun así, decidimos viajar sin prisa y visitar la capital del condado, que dicho sea de paso, es una bonita ciudad. Nuestro próximo destino era Alemania, en concreto la ciudad de Tréveris -Trier-, la cual ostenta una dilatada historia con muchos lugares remarcables.

Cicloturismo en Europa
Tejados en Bamberg, Alemania

Y andandillo, andandillo… -Go with the flow-

Es más que oído que es aconsejable viajar con un plan abierto, o sea, que los posibles cambios en la ruta bienvenidos sean. Por una parte, seguimos el plan inicial que era cruzar Alemania parte en tren y parte pedaleando. Nuestra ruta seguiría por República Checa para luego entrar en Polonia, a partir de ahí improvisaríamos.

En el país teutón teníamos marcados varios lugares que no queríamos perdernos, estos estaban dispuestos en una ruta prácticamente lineal hasta Chequia. Pero, pero, pero… por un lado, el tiempo frío y lluvioso nos obligó a cruzar el país más rápidamente de lo que hubiéramos querido, y por otro, vislumbramos la facilidad de un plácido pedalear a lo largo de la Eurovelo 6, que discurre paralela al río Danubio y comprende ni más ni menos desde la costa atlántica francesa hasta las orillas del Mar Negro.

Europa bicicleta Eurovelo 6
Río Neckar a su paso por Heildeberg

Desvío en la ruta

En el trayecto entre Nuremberg y Ratisbona -Regensburg- decidimos no entrar en República Checa e ir hacia Hungría a través de Austria siguiendo el no tan azul Danubio. Así pues, nuestra próxima etapa y última en Alemania sería la ciudad de Passau, donde confluyen tres ríos: Eno, Ilz y Danubio.

Europa en bicicleta
Puente de Piedra, Ratisbona

Una vez en Austria, las llanuras o suaves colinas que acompañaban nuestra marcha a lo largo de los ríos, pasaron a ser montañas. El paisaje se tornó en un verde más intenso y en un entretenimiento para nuestras miradas. A nuestro pesar, la lluvia y el frío no nos abandonarían en todo el recorrido por este país. Tener en cuenta que en Centroeuropa verano es la estación más lluviosa del año.

Europa en bicicleta
Basílica de San Emerano, Ratisbona

La exclusiva Europa

A la hora de preparar una ruta de cicloturismo en Europa, deberíamos tener en cuenta que los precios en algunos de sus países no son precisamente asequibles. Una vez fuera de la Península, todos los territorios son más costosos y no será hasta llegar a algún país de la antigua Europa del Este que encontremos alguno más económico que España o Portugal.

El tema de la comida -salvo alguna excepción-, lo resolvíamos comprando en supermercados. El tema del alojamiento -el más costoso- lo resolvíamos durmiendo en nuestra tienda de campaña o en casas de warmshowers.

Cicloturismo en Europa
Abadía de Wilhering, Austria

Aclarar que no es posible la acampada libre en Alemania y Austria, pero si se realiza vivac de manera discreta, nadie molesta. Hay que tener en cuenta que tanto alemanes como austriacos son habituales viajeros de este ancho mundo y puedes encontrártelos acampando durante semanas y también meses en lugares como La Gomera, con lo que sería un poco nazi que estos fueran exigentes cuando son los primeros que se saltan las normas fuera de sus respectivos países.

Cicloturismo en Europa
Campo de concentración de Mauthausen

La Eurovelo 6

Las rutas de Eurovelo que recorren el Viejo Continente son excelentes guías para planificar rutas de cicloturismo. Cada cual tiene su particularidad y dependen mucho del país que atraviesen.

Cicloturismo en Europa
Señalización en Austria

La señalización y estado de los caminos en Alemania y Austria es excelente. Lo mismo podríamos decir de otras rutas que seguimos tanto en Francia, Luxemburgo o Alemania.

Una vez ya en Eslovaquia, siguen estando en buen estado pero con menos excelencia. En Hungría, a pesar de los fondos europeos, la señalización es más bien un desastre.

Cicloturismo en Europa

Algunas curiosidades y aspectos prácticos

Huelga decir que los cicloturistas tenemos necesidades diferentes a otros viajeros. Encontrar una fuente en nuestro camino o una estructura con una cubierta, bancos y una mesa pueden ser un gran apoyo logístico y suficiente excusa para hacer una parada en el camino.

Europa en bicicleta
Parlamento en Viena

Algo que nos llamó poderosamente la atención, es que en muchos pueblos no hay plaza; tan habituales por otros pagos, no son tan comunes en Centroeuropa. Es más que sabido que las plazas son los puntos neurálgicos de los pueblos y donde es posible encontrar muchos servicios sin necesidad de recurrir a internet.

Tanto en Austria como en Alemania es difícil encontrar una fuente pública, en cambio en Hungría son habituales. Por otro lado, en los dos países mencionados en primer lugar, hay estructuras con bancos y mesas corridas protegidos del sol y la lluvia con una cubierta, en Hungría te las verás y desearás para encontrar una.

Cicloturismo en Europa
Viena, Genial Hundertwasser

Si vuestra bicicleta es como la mía, híbrida, y necesita además de alubias, cerveza para carburar, sabed que en Francia no hay cerveza fría en los supermercados!!!, pero afortunadamente, sí en el resto de países. Además y para alegría de quien vaya a pedalear en época de sed, el formato de envase más habitual es de 500ml.

Europa en bicicleta
El Danubio a su paso por Budapest
Europa en bicicleta
Puente Obere, Bamberg
Europa en bicicleta
Komárno, Eslovaquia
Cicloturismo en Europa
Melk, Austria
Pedaleando Europa
Pabellón de la Secesión, Viena
Pedaleando Europa
San Carlos Borromeo, Viena
Pedaleando Europa
Parlamento, Budapest
Pedaleando Europa
Verde Austria
Pedaleando Europa
Estampa de Budapest

Continúa…


Comentarios

2 respuestas a «Cicloturismo en Europa 1»

  1. Avatar de Elizabeth
    Elizabeth

    ¡Que la buena cerveza no falle, salud!

    1. Sobre todo que no falte!

Deja un comentario…

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde "extreMundo" Blog de Viajes

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo