BRASIL, Arembepe, Ramón

Brasil en bicicleta

EN BICICLETA POR LAS PLAYAS Y CARRETERAS DE BRASIL

fondo-acul

La superficie de Brasil es aproximadamente la misma que la del continente europeo, así pues, pedalear Brasil tiene unas connotaciones diferentes a pedalear, por ejemplo, Liechtenstein.

Este fue un viaje de ocho meses en el que cuatro de ellos los realicé en bicicleta. Desde el nordeste brasileño a la Amazonía; de Salvador de Bahía a Santarem, que fue donde vendí la bicicleta y me hice con una mochila para continuar el viaje.

El primer mes lo realicé en compañía de un primo y un sobrino, los tres meses restantes, pedaleé en solitario.

CUIDADO CON LA MAREA!

Como curiosidad decir que, de los 3.500 km. que recorrí sobre la bicicleta, 650 de ellos los pedaleé en playas. Hay que tener en cuenta que muchísimas playas en el nordeste brasileño son kilométricas, con lo que, el principal obstáculo a salvar eran los arroyos, riachuelos y ríos que desembocaban en ellas.

Otros dos obstáculos a tener en cuenta eran la clase de arena de la playa y el estado de la marea. Lo ideal era comenzar a pedalear una hora después de la última marea alta y por playas de arena fina. Cuanto más fina la arena, más prensada se quedaba y menos resistencia ofrecía.

1-10

Aparte de la tranquilidad que ofrece pedalear en un lugar donde no hay tráfico ninguno, la belleza de los lugares y la posibilidad inmediata de baño hacían la elección entre carretera y playa muy sencilla.

ladeira-da-morte
Cartel amenazador

Fue mi primer viaje a Brasil y no sería ni mucho menos el último. Sin ninguna duda este me enamoró. Son tantas las cosas de las que este país puede presumir: un precioso e inmenso territorio con una diversidad de paisajes notable, gente acogedora, amable, y simpática, un abanico de músicas autóctonas que dudo que ningún otro país tenga, una preciosa lengua que a mis oídos suena como un canto de sirenas y botellas de cerveza de 600ml.!

Os cuelgo a continuación unas imágenes de allí para que las disfrutéis.

Detalle de palmera pintada
Playa en Morro de Sao Paulo

1-5

La imagen superior corresponde al trayecto entre Belem y Santarem. Es el tipo de transporte público que existe en la zona, ya que no hay carreteras transitables. Las principales vías de comunicación son el Amazonas y sus tributarios. Aunque parece un poquito hormiguero, las travesías se hacían agradables. De Belem a Santarem fueron tres días de viaje en el barco, de Santarem a Manaos cuatro.

1-7
Casquería en Belem
Vista de una de las playas de la isla desde el monte
Ilha do mel
mis-fotos0014
Familia Pedaluz

Esta familia, procedente de Colombia, comenzó a pedalear Brasil en cuatro bicicletas y acabaron haciéndolo en dos tandems.

Niños haciendo tareas escolares
Sete Cidades
Cocoteros y cielo con luna llena
Atardecer en Arembepe

mis-fotos0016

Lo dicho, toda una gozada pedalear por este inmenso país.

Tila na Chapada

Para ver más fotografías, entra en mi perfil de INSTAGRAM.

8 comentarios en “Brasil en bicicleta

  1. Qué maravillas la que se muestran en las fotos. Tiene que sentirse una paz inmensa cuando vas por las playas y sentir el rumor del mar.

  2. Son muy guapas las fotos, me imagino que las experiencias serán increibles. A ver cuando pedalear por Asturies. L’Angliru te espera

¿Te ha gustado la publicación? Deja tu opinión...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.