Motocicletas

LA IMPORTANCIA DE LA MOTOCICLETA EN EL SUDESTE ASIÁTICO

Este vehículo de dos ruedas y que no va a pedales, es ampliamente utilizado en el Sudeste Asiático y, en Vietnam es donde llega a su máxima expresión. En ella hacen de todo, con lo que, he decidido dividir en secciones la presente publicación.
Productos de la tierra.-
Todo es susceptible de ser transportado en bicicleta, y para muestra un botón. Vegetales y animales no son una excepción. Lo que para nosotros es habitual verlo transportado sobre cuatro ruedas, aquí se transporta en motocicleta. La norma son las dos ruedas con motor. Ni mucho menos todo el mundo puede permitirse un carro.

Y así le decía: “mare, mare, mare, no mate usté el pollo, que la gallinita quiere matrimonio” pero, aquí no hay pena que valga.

 

Ella se llamaba Asunción, la querían mucho pero… En las imágenes siguientes, se puede apreciar el proceso de preparación de la carga de la cabra en cuestión y lo protegida y acompañada que va a ir durante el viaje.
Aquí una de pájaros en jaula, y otra de jaulas sin pájaros.

 

Familiares y amigos.-
A la ida y a la vuelta del cole, para ir al restaurante, para pasar la tarde por ahí, para visitar a unos amigos o familiares, a la salida del trabajo… allí está la moto.
Todo y todos caben en la moto, y si no caben, se aprieta uno un poquito más hasta que se quepa. No hay límite legal de gente sobre la motocicleta, y si lo hay, da menos problemas que meter un regimiento en un coche. Hasta la era twitter, yo solamente sabía meter cuatro elefantes en un seiscientos,.. bueno, y nueve personas en un Simca 1200: lo digo ahora que el delito ya ha prescrito. Aquellos maravillosos años en que éramos dueños de la carretera!  Cuando a la vuelta de una parranda los dos carriles eran nuestros! ! Que inconsciencia! Desde luego, hay leyes -las de tráfico- que son necesarias, aunque en un principio sean impopulares.
No siempre es posible tener la cámara preparada, con lo que, a menudo se pierden muy buenas fotografías. Una de las que perdí eran cinco hombres hechos y derechos a la salida del trabajo en una de estas motos. Además era cuesta arriba. La motillo lo estaba dando todo.
Eso sí, casi siempre llevan casco y llevan a rajatabla lo de protegerse contra los gases de los otros vehículos y del sol. Aquí a la gente no le gusta mucho el ponerse morenos. Aquí el estar moreno es de currelas.

 

En el tajo.-

En el trabajo es donde la motocicleta alcanza su máxima expresión. Algunas de las imágenes que proporcionan estos currelas de las dos ruedas, son realmente épicas e incluso desafían a la vez varias leyes de la naturaleza, sobre todo la de la gravedad.

 

 

En muchos casos, la moto no es solamente el medio de transporte de la mercancía, sino también el propio puesto de trabajo.

 

La moto de abajo merece una mención especial, es la moto del chatarrero y, juro por lo más barrido que hacía honor al oficio que desempeñaba.

Otras sin embargo eran bastante más alegres y lucidas.

Y sin duda, todos eran unos malabaristas de las dos ruedas. Algunos llevaban cargas imposibles y, siento mucho no haber tenido en todo momento la cámara conmigo para poder compartir experiencias visuales que no podías menos que quedarte admirado.

En la carga que transporta el fenómeno que aparece retratado abajo, no cabía ni un alfiler más.

Abajo uno de los mencionados ejemplos de desafío a las leyes de la gravedad.

 

Estos otros de abajo llevaban carga extremamente frágil, aunque lo era mucho más la del repartidor de huevos.

 

El descanso del guerrero.-
Y sí, todo es susceptible de hacerse en la moto en el sudeste asiático, solamente hay que encontrar la posición.

 

¿Te ha gustado la entrada? Deja tu opinión...